Garantía

El consumidor puede dirigirse tanto al vendedor como al fabricante del producto, que responderán de las faltas de conformidad que se manifiesten en un plazo de dos años desde la entrega.

Cuando la falta de conformidad se manifiesta con posterioridad a los 6 meses y en casos dudosos, el fabricante podría exigir un informe pericial independiente para tramitar la garantía. En casos obvios de mal funcionamiento o funcionamiento irregular en período de garantía no hay ningún tipo de problema.

En cualquier caso, durante el tiempo que el consumidor se vea privado del producto se suspende el cómputo del plazo de la garantía; por ejemplo, si la reparación de un objeto dura 15 días, el plazo de garantía terminará 15 días después de lo originalmente previsto.

Los gastos de envío generados por la tramitación de la garantía del producto serán a cargo de Livids Co en aquellos casos donde se supone que la falta de conformidad existe en el bien adquirido. Siempre se deberá hacer siguiendo las instrucciones indicadas por Livids Co, previa solicitud y aceptación.

Para que el derecho de garantía sea efectivo el cliente deberá comunicar antes de dos meses el defecto en el producto desde que tenga constancia. El Derecho de Garantía consiste en la sustitución y sólo en los casos en los que no sea posible por ser desproporcionado se le ofrecerá la opción de devolución del importe o de un bono de compra.

La garantía no cubre aquellos defectos provocados por un uso incorrecto del producto y/o manipulación del mismo distinta a la necesaria para establecer su naturaleza, características o su funcionamiento. En esos casos el consumidor deberá hacerse cargo de su reparación. Quedan, por tanto, excluidos de la garantía:

  • Defectos y deterioros producidos por hechos externos, accidentes, principalmente accidentes eléctricos, por desgaste y por utilización no conforme a las instrucciones de Livids Co.
  • Productos modificados o reparados por el cliente o cualquier otra persona no autorizada por Livids Co, así como los productos que son objeto de un contrato de soporte específico.